Homeopatía

Los medicamentos homeopáticos tienen la ventaja de que en general, no presentan contraindicaciones, interacciones medicamentosas ni efectos adversos relevantes relacionados con la toma del medicamento.

Homeopatía:

La homeopatía se basa en la Ley de la Similitud: Lo similar cura lo similar.

Esta premisa significa que aquellas sustancias que administradas a un individuo sano le producen unos síntomas, si se administran en dosis infinitesimales a un individuo enfermo con los mismos síntomas, dan lugar a la curación. Estas dosis infinitesimales son suficientes para dar un estímulo a las vías de autocuración del organismo enfermo.

En la fabricación de los principios activos en homeopatía se utilizan sustancias tanto de origen vegetal, mineral, como animal que son diluidas y dinamizadas confiriéndoles así sus propiedades curativas.